viernes, 16 de noviembre de 2007

Un año ... (Como pasa el tiempo ..)

Sinceramente, si cuando empecé con esto hubiera tenido que apostar cuanto me iba a durar, con todo el optimismo que me caracteriza hubiera dicho sin dudarlo "No mas de seis meses. Casi seguro tres. Cuatro como mucho".
Y, evidentemente, hubiera perdido vergonzosamente la apuesta, como suele suceder cada vez que juego a algo (en especial por plata), porque hoy, aunque parezca mentira (sobre todo para mi) este modesto blog está cumpliendo su primer año de existencia.
Tal vez un año podrá no parecer mucho; pero para mí, al menos,
es un tiempo que merece su importancia, y me significa algo así como un pequeño triunfo, dado que suelo tener una natural tendencia a aburrirme muy rápidamente de ciertas cosas, en especial de aquellas que me implican realizar alguna clase de esfuerzo.
Haciendo un poco de historia, debo confesar que, en realidad, este sitio no fue concebido como esto que terminó siendo. Para nada.
De hecho, no tiene nada que ver con lo que intenté proyectar en mi cabeza cuando un día, medio por aburrimiento, medio por estar muy al pedo, decidí, no sin cierta incomodidad y poco entusiasmo, intentar superar mis clásicas inseguridades y limitaciones personales (si, hasta yo tengo de esas cosas … Hoy puedo decirlo porque estoy sensibilizado y vulnerable) para realizar algo que excediera mi órbita personal y pudiera ser visto y evaluado por cientos de desconocidos, cuya objetiva opinión, seguramente, carecería de toda piedad y quizás pondría a pender de un hilo mi frágil autoestima.
Aquella idea original, suponía que esto sería algo así como una especie de confesionario virtual, donde cada vez que lo necesitara volcaría todas mis miserias, frustraciones, lamentos, furias, puteadas, bajos instintos, planes de conquista del universo y alucinaciones farmacológicas.
Iba a ser un lugar donde poder refugiarme en soledad para mantener entretenida mi mente, y así alejarla de esos pensamientos tan cargados de tristeza algunas veces, de mucha bronca otras, que por causa de esas fortuitas cosas del destino o del irónico sentido del humor de Dios, me gobiernan desde hace tiempo.
Pero no fue así.
Obviamente, como me suele suceder, me propongo hacer una cosa y me termina saliendo cualquier otra. Como el día que intenté hacer una pizza y me salió una pastafrola.
Sin embargo, a pesar de eso, creo que no resultó del todo mal (me refiero a esto, no a la pastafrola).
Si bien en un principio hubo respetables y circunstanciales intentos de escribir mas o menos seriamente sobre aquello me pasaba, lentamente, casi sin querer, la tónica de los artículos se fue volcando, lenta pero inexorablemente, hasta terminar directamente volcada del todo y patas para arriba, dando lugar a esta colección de incoherencias que hoy todos conocen y que hacen las delicias de grandes y chicos.
Y, para ser sincero, me alegro de que haya resultado así.
Es de suponer que cada uno de ustedes, queridos televidentes, allí del otro lado de las cámaras, ya deben de cargar con sus propios problemas, sus angustias y sus miserias, y no creo que les agrade o tengan ganas, encima, de tener que andar leyendo sobre los problemas, angustias y miserias de alguien como yo (Que si les cuento no me lo van a creer … No, no, mejor no les cuento nada … Dejen … No los quiero deprimir … Porque yo SI que tengo problemas eh … Ay si les cuento … No, no, … Cambiemos de tema mejor… Dejen, dejen …. Yo voy a estar bien … ), salvo que sean gente muy muy mala a la que le encanta regodearse en el dolor y el sufrimiento ajenos.
Pensé, entonces, que si a mi, cuando estaba medio bajón, me hacía bien leer a ciertos personajes que tenían la misteriosa facultad de cambiarme el humor o, aunque sea, provocarme una sonrisa en esos días en los que todo parece oscuro y triste evitando, tal vez, que me arrebate y salga a la calle a matar gente, ¿por qué no podría yo intentar hacer lo mismo?.
Quizás porque no cuento con ese talento, fue la respuesta que me di inmediatamente, siempre atento a demoler cualquier mínimo amague de autocomplacencia que me surja.
Por fortuna o por desgracia, son muy pocas las veces en las que me hago caso, por lo que a partir de ese momento, me he dedicado a tratar de escribir así como me sale, mas o menos, pero con la mejor de las voluntades y con la firme intención (aunque mucho a veces no se note) de brindarle a quien tenga la deferencia de tomarse los minutos para leer, un momento de distracción, entretenimiento y, si hay viento a favor, alguna pequeña sonrisa.
Y así, casi sin querer, jodiendo jodiendo, llego al día de hoy.
Ha pasado un año ya. Han sido, contando este, 94 posts (lo cual daría un promedio de escritura tirando a vergonzoso, pero teniendo en cuenta la extensión de mis artículos, creo que se compensa … y sino, bueno … es lo que hay …), han pasado por aquí algo mas de 17500 visitas, y, como si fuera poco, además, he tenido la suerte de recibir, en un par de oportunidades, el afectuoso reconocimiento de parte de otros bloggeros (lo cual habla muy bien de ellos, y deja en vergüenza a los jueces de los otros concursos en los que me inscribí que no me dieron nada, demostrando que no la tienen muy clara, o que está todo arreglado).
Sin embargo, mas allá de todo eso, lo mas importante del asunto, creo yo, es el hecho de que a través de este medio he podido conocer, virtualmente al menos, a gente que me ha resultado por demás interesante, y cuyas opiniones y talentos me merecen el mayor de los respetos, que no es poca cosa (en especial para alguien como yo, que no quiere a nadie).
Es gente con la que tranquilamente me podría imaginar compartiendo, café de por medio, extensas, divertidas e interesantes charlas; o con la que podría salir a emborracharme y patear tachos de basura, o tocar timbres y salir corriendo. Son gente así, muy copada. Gente de esa con la que da gusto estar, de esa que te paga las consumisiones y te presta cosas sin preocuparse de que se las devuelvas; gente que junta plata para regalarte una playstation para el cumpleaños que es ahora en Diciembre y cosas así.
En fin, gente con onda.
Algunos me han acompañado generosamente casi desde el principio, algunos otros se han sumado hace poco, y algunos vienen y se van enseguida porque llegan por equivocación o porque no pongo fotos de mujeres en pelotas; pero todos, de una forma u otra, me han aportado algo y brindado su apoyo, ya sea dejando un comentario cada tanto, o visitando este lugar de vez en cuando.
Por eso, a todos, no me queda mas que decirles simplemente gracias. Muchas gracias. Y es en serio.
Escribir esto me ha resultado, al final, algo muy gratificante.
Me ha ayudado a pasar algunos momentos muy poco favorables, que de otra manera hubieran sido mucho mas densos y difíciles de atravesar, y muchas veces ustedes, con su participación, han sido una gran compañía y una parte muy importante de todo esto (No me quiero emocionar … Prometí que no iba a llorar … Ay que tonta .. Ufff) .
Bueno, tampoco me voy a poner muy melodramático.
La cosa es que este blog cachivachero hoy cumple un año, y para mi es un logro.
Lo único que me resta esperar ahora, es que aquello que me impulsó hace tiempo a empezar con esto, no se me termine; que esas ganas no me abandonen, que pueda seguir pagando internet (porque hacer esto en papel, imprimirlo y después andar repartiéndolo casa por casa ya sería mucho laburo) y que este humilde refugio mental siga creciendo y progresando, de a poquito, pero por mucho tiempo mas porque, por lo pronto, me hace bien.

De verdad … Muchas gracias a todos.

Nos estamos viendo.

14 comentarios:

CLAUDE CONTIN dijo...

Renegado, lo felicito en este día especial y lo animo a proseguir con el desempeño blogueril.
Hubría jurado que Ud. tenía una experiencia mucho mayor en esto de redactar y publicar para la multitud.
Un gran saludo.

Calíope dijo...

Blog cachivachero... hay que ver las cosas que se le ocurren! Nada de eso, más que una sonrisa sus escritos me han hecho reír a carcajadas ;)
Pucha que crecen rápido... no somos nada... :P

Muchas felicidades!!!

besos!

pd: esta noche (o ahora, da lo mismo) brindo por usted :D

Faby dijo...

Querido Renegado:
MUCHAS FELICIDADES!!! de verdad :D
desde acá un brindis por Ud. con todo cariño.
Besos.

Romina dijo...

Me alegro mucho de que la metamorfósis sufrida en el estilo de este espacio le haya resultado satisfactoria, porque a mí (como a muchos, de seguro), en poquitos días (pero muchas lecturas) me ha hecho reír hasta las lágrimas (y no exagero). Es una excelente forma de expresarse, porque hay muchas, algunas directas (como escribir todo lo que te pasa, tal cual), algunas que tratan ser disimuladas (como la poesía, o lo que uno pretende que así sea) y está también la que parece totalmente externa a quien la escribe, que llega al otro en forma de entretenimiento o distracción (como usted le dice), pero que sin embargo, en el fondo de todo, siempre deja algo para pensar... La risa es la forma más inocente de comprensión, y usted la logra con asombrosa fluidez y naturalidad (más concreto: tiene talento).

Y la verdad es que es cierto lo de la compañía, uno se sienta frente a una pantalla, solo, pero sin embargo, en algunas palabras encuentra un palmada en el hombro, sonidos que llegan al oído, y, en ocasiones, hasta un apoyo incondicional de quien poco sabe de nosotros, pero que sin embargo mucho puede entendernos.

En fin, lo que quiero es volver a felicitarlo por el aniblogsario, y por supuesto, animarlo a que cumpla muchos más!

Le dejo un abrazo grande y espero haya estado rica la torta =D

Marimonia dijo...

Vengo a traerle un regalito de cumple al bébe. (como dicen la gente de clase alta).
Espero que nos invite a los proximos cumpleaños, espero que le ponga merenguitos a la torta.

The Bug dijo...

¿Un año ya?
¿Denserio?
¡Pero quién lo hubiera dicho!
Felicítole en este día tan especiálico.

Bugman dijo...

Me niego a contagiarme de ese espíritu sensiblero y cursi que usted le ha dado a este aniversario que no es más que la consecuencia natural de...de...snif..eh....¡mbuaaaaaa!!!
buaaaaaa!! ¡Venga un abrazo, hermano blogger, que lo quierooo!...snif...ejem.
Feliz aniversario.

Todos Gronchos dijo...

Ya un año, así se nos va la vida, al pedo (en mi caso).

Pero no me vaya a llorar ahora, CAMPEÓN, que lo necesitamos entero.

Comentese alguna peli de las nuevas, que ando con ganas de ir al cinema.

Saludos y FELICITACIONES!!!!

Has dijo...

FELICITACIONES!!! Feliz aniblogsario!
Todo muy emocionante, y la verdad contagia, en este momento se me está piantando un lagrimón, la verdad que supo llegar directo a mi corazón. De nada por leerlo y comentar de vez en cuando, y gracias a usted por estar del otro lado y siempre escribir algo que haga que se escape una sonrisa!
Ojala siga con fuerza para seguir haciéndolo y que el hacerlo le siga resultando igual o más gratificante que hasta ahora...
Bueno ya me puse muy cursi y no es mi estilo, ojala yo pueda algún día cumplir un año, sepa que si festejo queda invitado.
Saludos y salud!

Sergio dijo...

Antes que nada Felcidades por el Año del Blog!
Hace un par de meses recorriendo el internet llegue a este blog y la verdad me alegro que esa busqueda de minas en bolas haya terminado aqui.
Me ha hecho reir incontables cantidades de veces!
Ojala que haya muchos festejos y premios mas para este blog!
Un saludo enorme de una persona pequeña =P.
Adios!

OliverX dijo...

Felicitaciones!
Ando con el mismo ánimo de evaluar mi performance bloggera... Uno se vuelve adicto a esto. En realidad, como dice el Groncho, es ésto o uno sale a matar gente con carabina por la calle.
Abrazo.

Renegado dijo...

De verdad, muchísimas gracias a todos por sus saludos y felicitaciones. Son ustedes muy amables.
No se si soy merecedor de tanto afecto, pero el recibirlo renueva mis ganas de seguir con esto y, además, tratar de mejorar todo lo que pueda.

Ay.. que me van a hacer emocionar otra vez ...¡tontos! ...

Una vez mas ...GRACIAS.

El Profe dijo...

Sí, la frase que más me gusta es esa de "refugio mental" y las razones que impulsan a buscar ese refugio en el divertimento de un singular humor como el tuyo, encuentran adecuada respuesta. Gracias por tu tiempo y tu esfuerzo. Un abrazote.

El Profe dijo...

¡Ah! El "premio" (reconocimiento) que otorgamos los que no tenemos blog —los que "parasitamos" según un singular concepto— se llama "recomendación". He recomendado tu blog con sumo cuidado y entereza. Nuevamente ¡FELICIDADES!